martes, 28 de julio de 2009

suplicio



Es inútil tratar de engañar al corazón dándole razones y motivos, es en vano decirle a la razón que tú eres el motivo de mi locura, es baldío soñar despierta mientras oleadas de tristeza son el suplicio de mi torrencial amargura.


Mi sed solo se apaga con el agua de su boca, cuando el estas su presencia es el pilar que soporta mi corazón, y los gemidos de mi boca emergen solo por él, cuando el está a mi lado su figura se hace efímera, y se vuelves cal entre mis dedos.


La felicidad también produce dolor y tus eres el dolor de mi felicidad, mi esperanza se ahoga en un suspiro cada vez que tú te apartas de mi lado así que ya los suspiros son mi forma de hablar, mi forma de pensar y de caminar.


Esta maldita desesperanza me aniquila por dentro al ver que nunca te tendré, mi corazón está en una difícil batalla donde mis únicas cómplices son las palabras susurradas en el papel.

1 comentario:

Mihail García dijo...

TENGO AMRGURAS Y LLANTOS PERO SOBRE EL PAPEL DESCANZO.

ES EL MEDIO MAS PROPICIO PARA AHOGAR LAS PENAS Y LAS MALQUERENCIAS Y PARA SASIAR LA SED VOLUNTARIA QUE PROBOCAN ESOS DESEOS INERTES.