viernes, 29 de enero de 2010

la ley en mi templo


Mátame lentamente…asalta con pericia mi cama vacía, juega con la peligrosa corriente de mi templo, ven y toma jurisdicción de mi cuerpo que irrevocablemente te pertenece… llega y reclama, ancla tu bandera en mi mapa, que mi isla esta desierta esperando tu llegada…vamos reestructura mi constitución y hazte soberano en mi nación, ven que hare acto de redención y caeré presa ante tu disposición.

Ven que mi cuerpo reclama tu presencia, crea leyes de una sola mirada has de tus besos mi mandato y de tus caricias mi perdición, recorre completamente mi geografía causando tornados de pasión…ven y no tengas miedo, baja a las profundidad de mi averno y llévame desde allí al mismo cielo, ven me dejare llevar por ti y me abandonare a tus deseos

5 comentarios:

Amorphis dijo...

Ante ese tipo de leyes y reglamentos no sería un revolucionario.

Muy pero muy bonito que estuvo eso.
Grandioso Aylin.
Saludos

Aylin Perdomo dijo...

me encantan tus comentarios me hacen tener mas animos....besitoss

Gara dijo...

Hola Aylin!

Pasando por tu precioso blog.

Este poema es todo pasión, me ha encantado ...

Seguiré leyendo tus bellas letras.

Un abrazo

Aylin Perdomo dijo...

gracias eres Bienvenida

REMIRL dijo...

Lindo escrito maby